martes, 4 de febrero de 2014

Un finde buitrero

Hacía bastante tiempo que no fotografiaba buitres desde mi hide fijo, concretamente desde junio del año pasado. Por lo que Jesús y yo teníamos muchas ganas de ese fin de semana.

 El sábado nos dimos un buen madrugón y entramos al hide poco antes de que empezaran a verse los primeros rayos de sol, pero a pesar de eso la espera fue larga, de varias horas, con buena compañía nunca es aburrido.

Tras varias horas de espera, empezaron a aparecer los primeros córvidos, como este cuervo que fue el primero en estrenar el nuevo posadero:

Cuervo 
Un buen rato después apareció de la nada este ratonero al que habíamos oído reclamar un rato antes, y estuvo muy confiado, estrenando el otro posadero nuevo, que habíamos colocado días antes. Fue una visita muy extraña ya que se limpió tranquilamente el plumaje a poca distancia de nuestro hide y se fue tranquilamente sin comer nada:





Mas tarde, comenzaron a bajar los buitres, pero comieron rápidamente y sin levantar la cabeza, por lo que fue muy difícil aislar individuos con fondos decentes, aun así algo se pudo hacer, a pesar de que se fueron y volvieron a ir dos veces. Aquí va algo de lo que pude hacerles:



Uno de los primeros que bajaron, con una cabeza de ternera al fondo.










Leonado en posición defensiva

Cuando los buitres empezaron a mostrarse más confiados, pudimos disfrutar de los vuelos de los milanos, que también reclamaban su parte en la comilona, incluso quitándosela a los buitres delante de sus narices:



A pesar de la espera tan larga que tuvimos que aguantar estoy seguro de que mereció la pena, ya que además de llevarnos un buen puñado de fotos, pasamos una mañana muy divertida y pudimos disfrutar una vez mas de estos espectaculares animales.

Aquí dejo una foto del interior del hide:




Espero que os haya gustado.


Pedro